Del corazón de Dios al tuyo.

Dios quiere nuestro corazón, él entregó el suyo.De corazón abierto, muchos se protegen con capas y no quieren que se les vea el corazón. Pero Dios quiere que estemos abiertos al suyo y viceversa.

1ª Samuel 16:1-7

1 Dijo Jehová a Samuel: ¿Hasta cuándo llorarás a Saúl, habiéndolo yo desechado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite, y ven, te enviaré a Isaí de Belén, porque de sus hijos me he provisto de rey. 2 Y dijo Samuel: ¿Cómo iré? Si Saúl lo supiera, me mataría. Jehová respondió: Toma contigo una becerra de la vacada, y di: A ofrecer sacrificio a Jehová he venido. 3 Y llama a Isaí al sacrificio, y yo te enseñaré lo que has de hacer; y me ungirás al que yo te dijere. 4 Hizo, pues, Samuel como le dijo Jehová; y luego que él llegó a Belén, los ancianos de la ciudad salieron a recibirle con miedo, y dijeron: ¿Es pacífica tu venida? 5 El respondió: Sí, vengo a ofrecer sacrificio a Jehová; santificaos, y venid conmigo al sacrificio. Y santificando él a Isaí y a sus hijos, los llamó al sacrificio. 6 Y aconteció que cuando ellos vinieron, él vio a Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehová está su ungido. 7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

Los hombres miramos lo que ven nuestros ojos, pero no tenemos los rayos X del Espiritu Santo para conocer lo que hay dentro del envase, a menos que tengamos el don de ciencia. Dios envía a un profeta para ungir a un rey y somos llamados a ser reyes y sacerdotes, pues en Cristo Jesús todos los que le recibimos como señor y Salvador hemos recibido la unción del Espíritu Santo y puedes establecer el reino de Dios y su justicia, para romper el yugo con el mundo, con el diablo, con nuestro propio corazón egoísta.
¿Cómo está nuestro corazón? Él lo mira. La pregunta es ¿Lo mantenemos limpio? Cuando la Biblia habla del corazón, habla de nuestra alma, voluntad, sentimientos. El Señor lleva a su pueblo al desierto y allí le habla a su corazón, y es necesario ser apartado al desierto, al lugar en el que no hay nada, en el que estás solo, en el que eres despojado de todo lo material, allí Dios habla al corazón. Muchos quieren ampliar su conocimiento pero el Señor lo que busca es nuestro corazón, como Él dio el suyo. Cuando hay amor, el corazón arde, y sentir cómo Él nos ama, con qué amor tan grande, nos hace sentir lo que Él siente y somos avivados, tenemos fuego que arde dentro de nosotros, y estamos dispuestos a hacer lo que Él nos pida. Dios no se conforma con menos, si tu corazón está en otra parte, será tu tesoro, y Dios no se conforma con un corazón a medias, él quiere que los que llama le sirvan de corazón a corazón, y les lleva a ser libres de la peor atadura, la del egoísmo. Samuel estaba buscando un corazón por entero, Saúl se lo dio por un tiempo, pero David se lo dio para siempre, a pesar de sus fallos, su corazón era del Dios. Cuando Dios te lleva al desierto, y te habla al corazón, es la mejor experiencia que un hombre puede experimentar.

Proverbios 21:2

2 Todo camino del hombre es recto en su propia opinión;Pero Jehová pesa los corazones.

Que Dios no tenga que decirnos que nuestro corazón no pesa, está vacío, muchos están llenos del aire contaminado del mundo, pero si estás lleno de aceite, tienes peso. Aquellos corazones que no se ensanchen para amar mucho más, tal vez Dios los deseche en algún momento.

Jeremías 3:17

17 En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: Trono de Jehová, y todas las naciones vendrán a ella en el nombre de Jehová en Jerusalén; ni andarán más tras la dureza de su malvado corazón.

Los que no entregan su corazón, no experimentan el gozo del romance con Cristo, y algunos lo olvidan y no siguen ensanchándolo en amor. Si no entregamos nuestro corazón a Cristo, ¿a quién se lo vamos a entregar? Pues si no lo controla Dios lo controla el diablo.

Joel 2:13-14

13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo. 14 ¿Quién sabe si volverá y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación para Jehová vuestro Dios?

Los religiosos, rasgaban sus vestidos, pero no es lo que Dios quiere que rasquemos, la verdadera circuncisión es la que hace morir cada día las obras de la carne, viviendo en el Espíritu. En el nuevo pacto, no se cumple una nueva religión sino un nuevo corazón.

Ezequiel 36: 26-28

26 Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne. 27 Infundiré mi Espíritu en ustedes, y haré que sigan mis preceptos y obedezcan mis leyes. 28 Vivirán en la tierra que les di a sus antepasados, y ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios.

Si abres tu corazón al Señor, tendremos un romance, una relación de corazón a corazón, una intimidad constante, yo te corregiré, te guardaré, porque eres mío, dice el Señor. Está hablando de una familia divina, que comparte el corazón de Dios. Predicamos la palabra con el único propósito de que el corazón sea llevado al Señor.

Hebreos 4:12-13

12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. 13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

La palabra es un bisturí santo, que separa la grasa, la carne, la concupiscencia del corazón. Discierne los pensamientos ocultos, Dios ve los corazones.

Proverbios 23:26

26 Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos.

Dios es lo único que pide. Y muchos oirán de la voz de Dios: apartaos de mi que nunca os conocí, porque Dios conoce en intimidad, con un romance íntimo de corazón a corazón, les dirá no me diste tu corazón como yo di el mío por ti, por lo tanto no formas parte de mi vida.

1ª Samuel 13:14

14 Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.

Somos llamados a reinar, en algún área. Tenemos la autoridad de Dios en algún área, económica o espiritual, qué hermoso tener esa autoridad del Rey para reinar con él, y su plan es que reinemos con Él por la eternidad. Y muchos contristan al Espíritu Santo y su reino se hunde, sus parcela de reino se hunde, su propio cuerpo va al desastre. Hoy Dios está buscando hombres que conformen su corazón al suyo. Si nuestro corazón no es conforme al suyo, hemos de dejarlo en sus manos para que lo haga a su imagen, vasijas santas. Oro al Señor con verdadera súplica, con una gran carga y respeto en mi corazón, que guarde mi corazón.

1ª Reyes 3:9-12

9 Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande? 10 Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto. 11 Y le dijo Dios: Porque has demandado esto, y no pediste para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, sino que demandaste para ti inteligencia para oír juicio, 12 he aquí lo he hecho conforme a tus palabras; he aquí que te he dado corazón sabio y entendido, tanto que no ha habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se levantará otro como tú.

Humanamente es imposible gobernar sin la ayuda de Dios, es imposible, por eso oro cada día a que el Señor me de un corazón que distinga entre lo bueno y lo malo. Y Dios quiere hacer algo único contigo, porque puede que no haya habido en tus antepasados que sea tan utilizado, tan ungido, tan dirigido como tu para el servicio al reino. El Padre nuestro expresa el deseo de hacer la voluntad de Dios, de no escuchar al corazón humano. Porque la voluntad de Dios es perfecta y Él nos dará la gracia para hacerla, no nos dejará sin su ayuda para hacerlo. Pero yo no quiero terminar como Salomón.

1ª Reyes 11:4

4 Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David.

Veo que a veces los pastores dejan entrar en sus iglesias falsas doctrinas, religión, a Jezabel, o también que muchos al fin del camino, se les va el corazón por los ojos y acaban en adulterio, que Dios guarde nuestro corazón. Guardémoslo en las manos de Jesús, si él es nuestro único Amor, Él guardará lo que es suyo. Lo más importante para nosotros es llegar a la meta, y llevar con nosotros al mayor número posible de personas.

Salmo 24:3-5

3 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? 4 El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con engaño. 5 El recibirá bendición de Jehová, Y justicia del Dios de salvación.

No se puede entrar sucio, si no estás vestido de lino fino, y que en todo tiempo estén blancos tus vestidos y ungida tu cabeza con aceite. Os desafío a que demos una respuesta al Señor, que no sea de boquilla, como decía el Señor, estos me honran con su boca, pero su corazón está lejos de mi, porque aman el mundo.

Hebreos 3:12-15

12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. 14 Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio, 15 entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación.

Muchos ante este llamado, se endurecen, pero yo te aconsejo que des tu corazón a Jesús, pues. Él tiene un camino glorioso.

Hebreos 10:22

22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.

Nada de doblez de ánimo. Que nuestra conciencia no nos acuse.Ponte de pie y digámosle al Señor lo que dice el Salmo 108

All for Joomla All for Webmasters
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’. More details…