Árboles del Señor

Genésis 2:9

9. Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.

Estamos hablando de la creación de Dios, y Dios puso a Adán y los árboles jóvenes son deliciosos a la vista, y con buenos frutos y puso el árbol de la vida, que es símbolo de Cristo, y el árbol del conocimiento del bien y del mal, y puso árboles que son también símbolos de los hombre, y hoy también los jóvenes son atraídos por loa prohibido, y su ansia de conocer y experimentar, su rebeldía es tentada para conocer lo malo, y tienen consecuencias nefastas.

Dios nos compara con árboles, y los árboles tienen raíces, y nosotros también las tenemos, nuestros padres son nuestras raíces, llevamos un bagaje genético de nuestras raíces, y no son todas buenas, los hombres y mujeres que no tienen a Cristo poco bueno pueden aportar a sus hijos. Por eso los jóvenes con esas raíces tan fuertes son alimentados en ellas y en ellas crecen. Además estamos influidos y dirigidos por nuestros padres, por lo tanto su impronta es tremenda, y después en cada árbol salen nuevas raíces, las que producen nuestros actos y nuestros amores, por lo que cuando los actos son males, las raíces envenenan al árbol, les dan alimento maligno. Según los amores, se van añadiendo raíces y se va formando el carácter del joven, pero cuando nos entregamos a Cristo, Él quiere cortar las raíces malas y ser Él nuestra raíz, Él es el árbol de la vida.

Mateo 7 : 15-20

15. Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
16. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?
17. Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.
18. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.
19. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.
20. Así que, por sus frutos los conoceréis.

Una vez más el Señor nos compara con árboles, árboles buenos y malos, pero cómo puede la Biblia decir que hay árboles buenos? Si todos los seres humanos son malos? Pues cuando los que nos hemos entregado a Cristo, y tenemos nuestras raíces en Él, y recibimos la sabia del árbol de la vida, la savia de la unción de la palabra de Dios, que nos vivifica por medio del Espíritu Santo.

Nabucodonosor es comparado con un árbol que es arrancado y quebrantado, sólo queda de él un tronco que se renueva al cabo de los años. Cuántos son quebrantados , vienen las tempestades de la vida y son cortados. Algunos de vosotros pensáis que sois mejores que vuestros padres, y os quejáis de estar en Remar porque vuestros padres tuvieron problemas, pero no sois mejores que vuestros padres. El hombre es insensato soberbio y orgullosos y se cree más de lo que es, sobre todo cuando es joven, porque no tienen la experiencia de fracasos, y de ver la realidad de la vida, y no se han arrepentido todavía.

Los árboles pueden crecer bien o mal, y algunos reciben un fuerte viento y quedan torcidos, o cedió el terreno y quedaron inclinados, o unas raíces no crecieron bien, y otras más fuertes le hicieron torcer de un lado. Algunas raíces son nuestros padres, madres o padres que no ejercen de forma correcta su paternidad o maternidad y tuercen el árbol, y cunado éste se hace maduro y está torcido, no hay quien lo enderece, si no has tenido una vara que te haya dado disciplina y te haya mantenido recto.

Jesús se compara a los árboles, dice que es la vid verdadera, y a la iglesia con al higuera, y también a Israel, también se compara al Olivo, que da el aceite del Espíritu Santo. Qué árbol vas a ser? Ten cuidado no seas más que un alcornoque, hueco que solo das corcho. Algunos son árboles belloteros y solo dan fruto para que se los coman los cerdos, hay tanta variedad de árboles, quieres ser parte del olivo, de la vid, de la higuera.

Judas 1 : 12-13

12 Estos son manchas en vuestros convites, que banquetean juntamente, apacentándose á sí mismos sin temor alguno: nubes sin agua, las cuales son llevadas de acá para allá de los vientos: árboles marchitos como en otoño, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados;
13 Fieras ondas de la mar, que espuman sus mismas abominaciones; estrellas erráticas, á las cuales es reservada eternalmente la oscuridad de las tinieblas.

Nos habla de los falsos seres humanos, y sin Cristo todos los seres humanos somos mentirosos. Egoístas, solo piensan en si mismos, vanidosos, superficiales, llevados por los vientos del mundo, por el consumismo, las modas, peleles, árboles otoñales sin fruto, fueron injertados en Cristo una vez y recibieron la vida, pero volvieron al mundo siendo muertos de nuevo, desarraigados de la vida, de la raíz de Cristo, y vueltos a ser plantados en el mundo. Tu verás si quieres ser uno de ellos.

Proverbios 11 : 30 - 31

30. El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio.
31. Ciertamente el justo será recompensado en la tierra; ¡Cuánto más el impío y el pecador

Yo estoy aquí para hablarte claro. No te va a ir mejor si juegas con el pecado, no creas que a ti no te va a pasar lo que le paso a tus padres o a otros, porque tendrás la recompensa que corresponda a tu pecado, y no serás mas listo que ellos, no te va a ir mejor.

Pero el justo es árbol de vida, y Cristo nos hace ir dando vida a los que quieren vivir en la vida de Dios. Porque si no haces la voluntad de Dios no tienes vida, también los animales hacen cosas y tienen vida natural pero no tienen vida eterna.

Salmo 1 : 1-3

1. Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
2. Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.
3. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

Este hombre que no hace caso de los consejos de los malos, sino que se deleitan en las cosas de Dios, dan fruto en su tiempo, no son otoñales, no pierden las hojas, tienen hojas y frutos perennes. Pero el que no es árbol de vida irá de fracaso en fracaso

Qué quieres ser un buen o un mal árbol, dar frutos de amargura, odio, rebeldía, robo, fornicación , adulterio, etc o dar frutos de paz, amor, gozo, bendición a todo el que se te acerque, dando vida…

Éxodo 15 : 22-27

22 E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua.
23 Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.[a]
24 Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?
25 Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó;
26 y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.
27 Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.

NO te extrañe que llamen a las bandas de jóvenes violentos maras, jóvenes llenos de violencia de maldad. Vas a beber el agua de las bocas de los violentos, los amargados, los que están llenos de rebeldía, espíritu criminal?

Y se quejaron los israelitas, porque no se podían beber las aguas, y el Señor le mostró un árbol, y lo echó en el agua y se volvieron dulces. Yo tenía aguas amargas, era un árbol lleno de odio y rencor, mis raíces fueron terribles, pero luego los demonios se encargaron de destruirme más y más. Pero el árbol de la vida, cambió la fuente de mi boca, y tu puedes ser usado por Dios para cambiar la vida de un marero, puedes ser el árbol de vida para que se cambie lo amargo en dulce. En Remar se han cambiado muchos árboles del mal, usando árboles regenerados que les han dado la vida de Cristo, qué hermosos trabajo, no quiero otro, no hay nada mejor que cambiar el odio en amor, la violencia en paz.

Jesús les compara el reino de los cielos en un árbol.

Mateo 13 : 31-32

31. Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo;
32. el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.

Una semillita que se siembra en el corazón, el reino de los cielos nace de la fe, y allí se albergan las aves, algunos pajarracos también, y que esos pajarracos se cambien en palomas. También somos comparados con animales, con palomas, con cerdos, con ovejas, el cerdo se echa al fango , o el perro que se come el vómito, pues cuando pecas y te arrepientes y vuelves a pecar eres como el perro. Nos compara con cabras. Y cuántas cabras en los rebaños de Remar en estos años. Y el reino de las tinieblas es el árbol del conocimiento del bien y del mal

Jeremías 17 : 5-7

5. Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.
6. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.
7. Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.

No es ni un arbusto, será comida de cabras, no verá la ruina cuando viniere, perderá todo discernimiento, pero bendito el varón que confía en Dios, no en su carne, ni en familia carnal, ni en el mundo, no hará de todo aquello que va en contra de Dios sino que le obedece, bendito aquel, y este pasaje vuelve a citar el Salmo 1. Es un regalo que nos ofrece Jesús, no estar bajo la maldición del maligno de la soberbia. Qué triste que muchos prefieren estar bajo la maldición de la soberbia y no reciben la sombra del árbol de la vida.

Jueces 9 : 8-15

8. Una vez los árboles fueron a ungir un rey sobre ellos, y dijeron al olivo: ‘Reina sobre nosotros.’
9. Pero el olivo les respondió: ‘¿He de dejar mi aceite[a] con el cual[b] se honra a Dios y a los hombres, para ir a ondear sobre los árboles?’
10. Entonces los árboles dijeron a la higuera: ‘Ven, reina sobre nosotros.’
11. Pero la higuera les respondió: ‘¿He de dejar mi dulzura y mi buen fruto, para ir a ondear sobre los árboles?’
12. Después los árboles dijeron a la vid: ‘Ven tú, reina sobre nosotros.’
13. Pero la vid les respondió: ‘¿He de dejar mi vino nuevo, que alegra a Dios y a los hombres, para ir a ondear sobre los árboles?’
14. Dijeron entonces todos los árboles a la zarza: ‘Ven tú, reina sobre nosotros.’
15. Y la zarza dijo a los árboles: ‘Si en verdad[c] me ungen por rey sobre ustedes, vengan y refúgiense a mi sombra; y si no, salga fuego de la zarza y consuma los cedros del Líbano.’

¿Voy a dejar de ser instrumento de vida para otros para dar honra a los hombres? De ninguna manera que dejaré de servir a Dios para dar gusto a los hombres o recibir gloria de ellos. Dejar de alegrar a Dios con nuestro buen fruto para alegrar a los hombres? Pero la zarza que pincha, enseguida se pone sobre los árboles y les amenaza con fuego de si misma, envanecida, soberbia y orgullosa, por eso tiene espinas. Algunos son como la zarza que quieren gobernar en el mundo, tener el éxito del mundo, sin darse cuenta de cómo acaban muchos de ellos, los que no adquieren temor de Dios en la vida. Ahora se cumple el aniversario de la muerte de Elvis, había cantado para Dios pero quiso ser zarza para los hombres, pagó caro su éxito muriendo solo y amargado muy joven.

Quieres ser zarza? O anhelas ser árbol de la vida, participar de la gloriosa revolución, la única causa justa, la que trajo Jesús al mundo

Ezequiel 17

17. Y sabrán todos los árboles del campo que yo Jehová abatí el árbol sublime, levanté el árbol bajo, hice secar el árbol verde, e hice reverdecer el árbol seco. Yo Jehová lo he dicho, y lo haré.

Dios hace secar o hace vivificar a los árboles. Dios levanta y Él abate, nada se escapa de su plan y de su voluntad. Al humilde lo levanta, y le da honor, le ensalza.

Qué árbol quieres ser?

Apocalipsis 2 : 7

7. El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que salga vencedor le daré derecho a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios.

Si vences con l bien el mal, si vences con la ayuda de Cristo, las tentaciones al diablo entonces tendrás vida eterna y aquí serás bendito en todo lo que emprendas, y la bendición de Dios te amparará

Apocalipsis 22 : 14

14. Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.

Solo te has lavado por fuera? Pues si te lavas también por dentro con la sangre de Cristo formarás parte del árbol de la vida y tendrás derecho a entrar en la ciudad celestial.

Salmo 104 : 16

16. Se llenan de savia los árboles de Jehová, Los cedros del Líbano que él plantó.

Savia y sabiduría tiene mucho que ver, la sabia fortalece, es medicina, nutre, etc… Te quieres llenar de la savia de la vida, de la sangre de Jesucristo que nos da participación de lo que Él es.

Isaias 61 : 1-3

1. El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
2. a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;
3. a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

Árboles de Justicia. Cómo quieres ser llamado, árbol de justicia o de maldad? Zarza o parte de la vid verdadera? Renuncia a formar parte de los árboles inmundos, y eso es lo más honorable, el egoísmo no produce felicidad. Yo quiero seguir siendo parte de la vid verdadera. Ahí donde estás toma la decisión de integrarte en el árbol de la vida, y ser parte de él, llevando la vida.

Di conmigo, perdóname Señor, por cuantas veces he sido como una zarza, como árbol del mal, egoísta, me he dejado engañar, renuncio a mis raíces a mis pensamientos deseos, Señor, límpiame y cámbiame, quiero ser árbol de vida , del bien, de amor, de paz, de paz de verdad. Gracias Señor que me cambias y me regeneras, me haces árbol de vida.

All for Joomla All for Webmasters
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’. More details…